Sony Cyber-Shot DSC-WX500 – Cámara compacta de 18 Mp (pantalla de 3″, zoom óptico 30x, sensor Exmor R, pantalla para selfies, Wi-fi / NFC), blanco

Sony Cyber-Shot DSC-WX500 – Cámara compacta de 18 Mp (pantalla de 3″, zoom óptico 30x, sensor Exmor R, pantalla para selfies, Wi-fi / NFC), blanco

  • La cámara más pequeña del mundo (entre las cámaras digitales compactas con 30x de zoom óptico)
  • Captura fotos claras con alta resolución, incluso en condiciones de poca luz, gracias a la lente Zeiss Vario-Sonnar T con 30x de zoom óptico y el sensor Exmor R de 18 MP
  • Autorretratos mucho mejores y sin agobios, gracias al monitor LCD inclinable de 180 grados
  • Olvidate del desenfoque con estabilización de imagen inteligente de 5 ejes y análisis de fotograma
  • Comparte con facilidad y toma el control de la cámara distancia con las funciones WIFI / NFC

Sony DSC-WX500, 18,2 MP, Cámara compacta, 25,4/58,4 mm (1/2.3″), 30x, 120x, 4,1 – 123 mm

Precio: EUR 332,21

Sony Cyber-shot DSC-RX100M4 – Cámara compacta de 20.1 Mp (Sensor de 1″ Exmor RS con 20 MP, ZEISS T*24-70mm, Visor XGA OLED, Selfie LCD, Wi-Fi/NFC, estabilizador óptico), negro

  • Obturador ultra rápido de 1/32000 sec con sistema de anti-distorsión para sujetos en movimiento rápido
  • Cámara súper lenta 40X con grabación de alta velocidad a 1000 fps
  • Grabación de alta precisión en 4K con supresor de efecto moiré y bordes dentados
  • Objetivo Zeiss Vario-Sonnar T* 24-70mm/F1.8-2.8
  • Visor XGA OLED con 2.6MP con visión clara de alta resolución

CAMARA COMPACTA PROFESIONAL RX

Precio: EUR 1.084,90

Ver más productos Sony Cybershot

3 thoughts on “Sony Cyber-Shot DSC-WX500 – Cámara compacta de 18 Mp (pantalla de 3″, zoom óptico 30x, sensor Exmor R, pantalla para selfies, Wi-fi / NFC), blanco

  1. 30 de 31 personas piensan que la opinión es útil
    5.0 de un máximo de 5 estrellas
    Tremenda, 29 de julio de 2013
    Por 

    Lo voy a intentar dejar lo más claro posible:

    Desventajas: el precio , un poco la ergonomía (tened en cuenta que se reduce su tamaño todo los posible, si no observad la fujifilm X10 por ejemplo, más grande) y un poco los menús si no estás acostumbrado a Sony (miles de posibilidades laberínticas para trabajar y ser creativo). Algunos detallitos más, pero asumibles ante la pedazo de cámara que es (algún menu lioso o algún botón mejorable por ejemplo)

    Ventajas: absolutamente todo lo demas. Sensor enorme (1 pulgada). Calidad de imagen increible. Estabilizador tremendo, luminosidad del objetivo muy bueno. De lo mejor que he visto de RAW en una compacta. Muchas formas de trabajar, desde automático para los vaguetes ;P hasta totalmente manual. Flash movible, pantalla resistente y luminosa, velocidad tremenda, video muy bueno, una construcción de aluminio que te gana a primera vista…en fin, puedo seguir durante horas. LLevo con la cámara un par de meses y aun sigo sacando partido y nuevas posibilidades. Me va gustando más cada día.

    Como comentaba, lo peor puede que sea el precio puesto que queda clarísimo que es altísimo (actualmente julio 2013 550-600€). Cada uno debe tomar su decisión de la cámara que quiere/necesita y del partido que le puede sacar. Por este precio te puedes comprar una reflex de gama media muy decente…pero quizás no sea tu cámara. Me considero una especie de “aficionado avanzado” y en la actualidad, va a ser mi segunda cámara en operativo junto a una Canon (réflex) que cuando lo necesite me va a permitir viajar más cómodo y con menos peso, pero con una herramienta de calidad brutal en las manos, o en el bolsillo del pantalón.

    Un saludo

    0

    Ayuda a otros clientes a encontrar las opiniones más útiles.  

    ¿Esta opinión te ha parecido útil? Sí
    No

  2. 55 de 59 personas piensan que la opinión es útil
    4.0 de un máximo de 5 estrellas
    No es perfecta, pero es probablemente la mejor opción para llevar a todas partes en tamaño compacto, 20 de agosto de 2013
    Por 
    J. Escribano (Madrid, Spain) – Ver todas las opiniones
    (TOP 500 COMENTARISTAS)
      
    (IDENTIDAD REAL)
      

    Compré esta cámara en Amazon UK (tenía en mi cuenta saldo de un regalo), y después de un año usándola, mi experiencia es la siguiente:

    Pros:

    Tamaño increiblemente compacto para contener un sensor de 1″
    Bonita, muy bien acabada, diseño que aguantará el tiempo
    Bajo ruido con poca luz gracias a su sensor de 1″ y su máxima apertura de f1.8
    Fantástica calidad de imagen
    Controles manuales para casi todo, adecuado para aficionados a la fotografía. Incluso focus peaking para enfoque manual asistido (aunque en este caso no tiene mucha utilidad)
    Vídeo de calidad excepcional, con muy buena estabilización de imagen, que permite hacer vídeos en movimiento muy fluidos
    Pantalla excepcional, con varias opciones de visualización, como histograma o, mi favorita, nivel de burbuja que, junto con mostrar las guías de los tercios, hace que se eche menos en falta un visor óptico

    Cons:

    Como es habitual, en la focal más corta deforma un poco. Para imágenes con grupos, los que se sitúen en los extremos pueden no salir bien parados
    La máxima apertura f1.8 cae rápidamente cuando se acciona el zoom, lo que merma su capacidad con poca luz para focales más largas. Eso también limita poder tomar retratos con el fondo borroso, ya que con la focales largas propias de retrato (que no deformen las facciones) la profundidad de campo es demasiado amplia
    Siendo milagrosamente pequeña para lo que es, no hay que llevarse a engaño, es considerablemente más grande que otras compactas más sencilas, y en el bolsillo del pantalón entra un poco justa
    Para aficionados al vídeo, aunque no es un gran problema, en AVCHD echo de menos un modo 1080p25 (hay 50i y 50p), y supongo que otros el 24p
    Al visualizar, es absurdo que para pasar de fotos a vídeos haya que cambiar de carpetas: debería aparecer todo junto en orden cronológico

    Conclusión:

    Perfecta como segunda cámara del aficionado a la fotografía: como cámara para llevarse a todas partes del que ya tenga una DSLR o mirrorless, y quiera la máxima calidad posible en un tamaño compacto, a la vez que controles manuales y ficheros RAW

    También perfecta para el turista o padre/madre de familia dispuesto a gastarse un poquito más: que no quiera complicarse la vida con una cámara complicada y grande (DSLR), que probablemente no llegará a utilizar afondo, pero sí esté dispuesto a gastarse un poco más para tener fotos de más calidad de sus viajes, cómo crecen sus hijos, o lo que sea. Incluso en modo Auto esta cámara es capaz de obtener fotos mucho mejores que una compacta convencional

    Finalmente, y aunque ha pasado un año, creo que sigue siendo única, y la mejor opción de su tipo. Hay alguna con el sensor más grande (Canon G1X, Fuji X100S, Ricoh GR) pero son un ladrillo al lado de la Sony, bastante más caras, y algunas tienen focal fija, lo que está muy bien, pero no es para todo el mundo. Hay otras cámaras avanzadas (Fuji X10, Olympus XZ1, Pentax MX1), bonitas y con muchos controles manuales, pero ninguna tiene el sensor de la Sony. Y aunque me hubiera preferido una óptica con una apertura más constante, aunque fuera con un valor de partida más modesto, entiendo que su diseño ya es una proeza.

    Por cierto, compré también la funda oficial de cuero y, aunque con ello deja definitivamente de ser de bolsillo, me gusta tanto que no me importa llevarla a todas partes colgada de la correa

    0

    Ayuda a otros clientes a encontrar las opiniones más útiles.  

    ¿Esta opinión te ha parecido útil? Sí
    No

  3. 7 de 7 personas piensan que la opinión es útil
    5.0 de un máximo de 5 estrellas
    Comparación DSC-RX100 con DSC-HX5, 3 de septiembre de 2014
    Compra verificada(¿Qué es esto?)
    (Nota inicial: esta opinión es de un usuario normal y corriente, aunque asiduo, y no de un experto en fotografía.)
    Después de usar durante tres años mi cámara Sony Cybershot DSC-HX5 quería comprar una que cumpliera todavía mejor una de mis principales exigencias, el hacer buenas fotos con poca luz y sin flash, debido a que muchas veces fotografío paisajes con el cielo nublado, o por la mañana o por la noche, o dentro de bosques.
    Tampoco quería una cámara mucho más grande porque tiene que ser fácil llevarla en nuestras rutas de senderismo.
    Después de usarla durante tres semanas voy a resumir lo que son para mí las principales ventajas de la RX100 frente a la DSC-HX5:
    • Aprovecha todavía mejor que la DSC-HX5 (que no estaba mal) la poca luz que hay: hace mejores fotos con poca luz y sin necesidad de flash
    • La cámara se puede cargar enchufándola a un enchufe con el cable USB que viene con ella, sin necesidad de sacar la batería (es decir, se carga como el móvil). De hecho, se suministra sin cargador de batería.
    • Tiene algunas funciones “artísticas” interesantes, como el hacer fotos en blanco y negro. No son vitales pero como juguetes entretienen.
    • Es capaz de hacer imágenes RAW (que se pueden retocar después a gusto), para fotos algo más serias e importantes (comuniones, bodas, etc.)
    Los principales inconvenientes frente a la DSC-HX5 son, en mi opinión:
    • Tiene un zoom relativamente flojo, bastante menor que el de la DSC-HX5 (que tenía un zoom óptico de 10)
    • El ángulo de la DSC-RX100 es algo más estrecho que el de la DSC-HX5, es decir, en la DSC-HX5 cabía más paisaje en la foto. Si se quiere fotografiar un paisaje amplio es más difícil con la DSC-RX100 que con la DSC-HX5 porque la DSC-RX100 recorta más.
    • En contadas ocasiones el enfoque automático no enfocó lo que estaba en el centro de la imagen y lo que quería fotografiar sino un objeto más cercano, saliendo borroso el objetivo. Aunque hay que decir que en la gran mayoría de los casos enfocó correctamente.
    Ni peor ni mejor encuentro, pero me costó acostumbrarme:
    • Ya no existe la función “reducir contraste”, que utilizaba al hacer imágenes en sitios con mucha luz y mucha sombra a la vez (por ejemplo bosques); supongo que ahora la cámara se ajusta automáticamente en estos ambientes, pero ya no se puede “forzar” que lo haga
    • La función de vídeo es más complicado de poner – antes se ajustaba en la rueda superior y funcionaba con el botón de disparar, ahora hay que apretar otro botón. Además existen diferentes ajustes de video. Si, por ejemplo por hacer antes una foto en blanco y negro, tienes ajustado esa función, toma la película en blanco y negro. Me pasó y la película salió con tan mala calidad que no se distinguía nada. Es decir, debido a la multitud de posibles ajustes puede salir algo mal sin querer, por un “despiste”.
    • La DSC-RX100 es algo más ancha y más pesada que la DSC-HX5, pero no molesta mucho.
    Lo que ambas tienen que mejorar y que ya se ha mencionado en alguna otra opinión es:
    • La deformación de objetos/ personas en los lados extremos de la foto. Si quieres que una persona (u objeto) salga bien, colócala lo más en el centro posible y deja márgenes “de seguridad” en ambos lados.
    Resumiendo, puedo recomendar esta cámara, sobre todo con el precio ya algo más accesible (ahora que ya hay dos modelos sucesoras en el mercado). Creo que es mejor que la mayoría de las otras compactas digitales. En mi caso también sustituye el tener que comprar/ llevar (que no la llevaría por su tamaño) una cámara réflex.
    Sólo no sería la ideal para situaciones en las que se requiere acercar mucho el objeto, por ejemplo en safaris, en la fotografía de animales salvajes, etc., por su zoom bastante flojo.
    De hecho sigo llevando conmigo mi antigua cámara cuando creo que puede ser necesario utilizar un zoom más fuerte, aunque ya no quisiera renunciar a la calidad de imagen de la nueva, sobre todo en situaciones con poca luz.

    0

    Ayuda a otros clientes a encontrar las opiniones más útiles.  

    ¿Esta opinión te ha parecido útil? Sí
    No

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *